Recordamos el 25 de mayo de 1810 de una manera distinta

May 22, 2020

                                                     

 

 

DISCURSO – 25 DE MAYO – 2020

 

Este año, la Revolución de Mayo nos encuentra en una situación atípica. Cada uno en su casa, luchando día a día con las adversidades de un futuro incierto dominado por un virus que nos acompaña desde hace unos meses. La incertidumbre es grande, los miedos son muchos, las ganas y la necesidad de encontrarse con todos aquellos que extrañamos son enormes, pero no debemos olvidar que entre todos vamos a salir adelante.

 

Por ello es importante recordar dos palabras: VALOR y DECISIÓN, dos ingredientes que utilizó nuestro pueblo para encarar un proyecto de transformación total de su idiosincrasia.

VALOR para poner en riesgo la seguridad de un estilo de vida y

DECISIÓN para actuar con firmeza en las situaciones extremas.

 

Remontándonos en el tiempo, en mayo de 1810 llegaron a Buenos Aires, las noticias de un clima caótico en España, el rey legítimo Fernando VII había sido tomado prisionero por Napoleón y sustituido en el trono por el hermano de éste. La idea de conformar un gobierno de emergencia frente a estas situaciones unió a criollos y españoles. Aunque en muchos criollos, ya aparecía esa idea del espíritu independiente y democrático que alcanzaría su punto culminante en el Cabildo Abierto del 22 de mayo. Es a partir de ese momento que el país se plantea dejar de ser colonia para formar una verdadera Nación bajo la guía de ilustres figuras con grandes cualidades como el valor y las condiciones militares de Saavedra; la pasión democrática de Moreno; la decisión de consagración total de Alberti, la vocación republicana de Azcuénaga y la generosidad de Matheu y Larrea.  La revolución no fue tan pacífica como aparentó y muchas veces se impuso con violencia ante sus opositores. Como toda ruptura, ella trajo aparejada temores, tristezas y dolor.

 

Desde 1813, la Asamblea General Constituyente instituye como fiesta patria, el 25 de mayo y desde ese momento imprimimos en esos ideales de 1810 nuestros propios ideales.

Sabemos que hemos recorrido un largo camino, con aciertos y con errores que nos comprometen a diario, porque en la actualidad continuamos debatiendo nuestra lucha por nuestra identidad y por el destino de nuestro país. Por eso, es fundamental recordar que somos los herederos de aquellos hombres que, a través del VALOR, la DECISIÓN, la INSPIRACIÓN, el ENTUSIASMO, la CARIDAD, la CULTURA, la VOCACIÓN y el DESINTERÉS PROPIO se comprometieron por esta Nación y más de uno sacrificó su vida por sus ideales.

Hoy, después de un poco más de doscientos años, aprovechemos para agradecer por haber conseguido esa tan deseada libertad, por fundar este país que tanto esfuerzo ha demandado y también, para pedirle a nuestro Padre que nos acompañe y nos dé fuerzas para seguir adelante y sobrellevar estos momentos difíciles.

 

 

SEÑO ANABELLA OSORIO – 2°

 

 

 

 

 

 Queremos compartir con ustedes el video que armaron 4to y 5to

 

 

Docentes y Alumnos de 2do Grado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

FELIZ CUMPLEAÑOS A NUESTRO COLEGIO INMACULADA CONCEPCIÓN

July 9, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

July 2, 2020

Please reload

Archivo