PROPUESTAS PEDAGÓGICAS

El marco pedagógico de nuestra enseñanza-aprendizaje tiene sus bases en la psicología cognitiva y en el constructivismo. Se plasma en un trabajo cotidiano que los alumnos realizan en grupos colaborativos, en donde el docente es un mediador en el proceso de aprendizaje.

En este marco se lleva adelante un proceso que procura la mejora continua de la calidad educativa. El mismo incluye tres líneas de acción y dos categorías centrales (presentes en todas las líneas de acción) que pueden representarse en el cuadro siguiente:

 

Descripción del cuadro

Transformación de la currícula:

Se trata de incluir en el trabajo áulico habitual la mirada del perfil del egresado que se desea alcanzar lo que conlleva una mirada crítica de la currícula procurando identificar las competencias fundamentales y el modo de generar los contextos adecuados para desarrollarlas.

Incluye las acciones que procuran:

Establecer el perfil del egresado que se desea alcanzar en cada nivel.

Identificar el perfil del egresado real de cada nivel.

Determinar las competencias que se requieren para el egresado en cada la etapa siguiente. 

Adaptar la currícula, con el fin de que los alumnos alcancen las competencias previamente determinadas.

 

Capacitación, intercambio y planificación entre docentes:

Incluye acciones de capacitación, intercambio y planificación entre docentes que promueven una búsqueda sostenida de que los contenidos sean cada vez más relevantes, significativos y pertinentes. Para ello se requiere de la capacitación permanente (Esta línea de acción incluye no solo la reflexión guiada por especialistas en los temas pedagógicos, sino también el intercambio entre los docentes que concluyen en acuerdos operativos, de aplicación en la vida escolar para que los alumnos puedan alcanzar las competencias deseadas).

Los acuerdos que se generan en las reuniones de capacitación e intercambio se vuelcan en un documento que denominamos “Compilado de buenas prácticas pedagógicas” que guía la práctica docente cotidiana.

 

Proyectos integradores:

Incluye Proyectos que atraviesan las distintas disciplinas, procurando evitar así la fragmentación de la organización escolar con múltiples asignaturas, conectando directamente a la escuela con la vida real, y aumentando la relevancia y significatividad de los contenidos.

 

Vínculos:

En la escuela actual lo vincular tiende a ser reconocido e incorporado de manera creciente como parte del proceso. Por tal motivo se propicia la presentación de Proyectos que apunten específicamente a la dimensión emocional y vincular del aprendizaje.

 

 Evaluación: Sin duda se trata de una actividad presente en todas las líneas de acción que permite su progresivo ajuste y mejora. Y cada vez más se procura evaluar de manera integral el proceso de enseñanza. Se incluyen en esta categoría los proyectos que procuran mejorar las modalidades de evaluación de alumnos, de los docentes y también la institución escolar como conjunto.

 

Una característica importante de esta Escuela es integrar en todos los casos que resulta posible a alumnos con discapacidad, buscando que cada uno pueda lograr verdaderos procesos de aprendizaje y socialización en el ámbito de escuela común.